Impregnado de papeles o tejidos de polipropileno (rafia) en aceites o inhibidores de corrosión.

Los formatos posibles son de 40 cm a 140 cm de ancho.

El papel impregnado es utilizado comúnmente para embalaje de piezas metálicas en la industria metalúrgica y autopartista, para proteger de la corrosión.